Coctelería casera; Long Island Ice Tea

Para aquellos que nos gusta la gastronomía y todo lo que la rodea, el mundo de la coctelería y la mixología, es seguramente uno de los más divertidos. En los últimos años, se han logrado asentar en el catálogo de propuestas de ocio de nuestra sociedad, un necesario abanico de espacios, en los que disfrutar de un buen combinado, aunque también, en esta moda, algunos locales pequen de exceso y en ocasiones nos sirvan verdaderas aberraciones en pos del postureo más extravagante.

Por suerte en Asturias, contamos con locales como Soda 917 en Villaviciosa, Varsovia en Gijón, Secreto a Voces de Oviedo o Meeting Point de Avilés, una pequeña muestra, de que la coctelería sigue gozando de una buena salud. Pero en estos días que nos ha tocado vivir, con el confinamiento, la coctelería se queda en casa de cada uno, así que vamos a recordar uno de los combinados que mas nos gustan, a ver si os animáis a prepararlo en casa.

Los más antiguos del lugar recordareis, como antes, escribíamos de vez en cuando artículos hablando de cócteles, contando su historia y su receta. Ya que, además, estamos de décimo aniversario de nuestro blog, quiero recordar un cóctel que nos encantaba a todos. El Long Island Ice Tea, un cóctel refrescante, suave y de trago fácil.

Su historia como casi todas, no está clara, y suelen convivir diferentes versiones y relatos. Yo personalmente lo más creíble o la que más me gusta, es la que se remonta a, como muchos otros combinados, la Ley Seca (1920-1933). Durante esa época, los barman mezclaban multitud de aguardientes de baja calidad y después le daban color con refresco de cola para asemejar esas bombas líquidas a inocentes tes helados, de ahí su nombre, y no generar sospechas entre los posibles agentes de la ley.

La receta es lo más sencillo de todo, y no requiere de ningún tipo de elemento para su preparación, tan solo tener un buen fondo de armario… Se trata de sencillamente un parte de cada ingrediente, una cuchara sopera aproximada es decir 15 ml (o si queréis con medidor 0,5 oz). Los ingredientes son las siguientes:

  • 1 parte de ginebra
  • 1 parte de tequila
  • 1 parte de ron
  • 1 parte de vodka
  • 1 parte de triple seco (Cointreau o Grand Marnier)
  • 1 parte de zumo de lima

En un vaso, a ser posible Tom Collins o incluso a mí me gusta el Highball, con hielo, mezclamos los ingredientes, y completamos la copa con vuestro refresco de cola preferido. Si el vaso es mayor o menor, nos permitirá diluir tanto como deseemos, para que el trago sea más o menos fuerte. Revolvemos un poco y decoramos con rodaja de limón o lima.

Ojo, porque tiene una concentración alta de alcohol y al tomarlo no lo parece, así que beber con moderación. Que no os pase lo que a Sheldon Cooper…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s