Restaurante Viñao, Gijón

Hoy nos vamos a visitar el Restaurante Viñao en Viesques, Gijón,  justo en lo que podria ser la frontera con la parroquia de Castiello de Bernueces, concretamente en Camino de Viñao 96, junto al lavadero y gasolinera que nos encontramos en la salida 385 de la autovía. Aviso a lectores, no confundir con el Llagar Viñao, edificio continuo donde se celebran espichas y del que ya os hablamos aquí.

Restaurante, recientemente reformado, dispone de un par de salones muy agradables, así como de una zona de terraza donde comer y otra terraza separada donde tenemos dos espacios diferenciados; una zona más clásica para disfrutar por ejemplo de un vermú, y una nueva propuesta de este verano, en el que tenemos un espacio tipo lounge donde poder disfrutar de un coctel o una buena copa a partir de las 16:30.

El restaurante Viñao, podríamos clasificarlo como de gama alta y cocina clásica. Su carta ofrece platos tales como fabada o fabes con almejas, varios tipos de arroz (por encargo), diferentes tipos de carne, albóndigas, callos, pitu, o pescados según mercado, almejas, zamburiñas… todo esto sin olvidar diferentes entrantes, como ensaladas, o unos clásicos calamares, croquetas o jamón.

En nuestra visita tuve la ocasión de probar bastantes cosas, suerte de ser una mesa amplia. Para empezar, y después de un aperitivo de chorizo gentileza de la casa, pude probar como entrantes para compartir, jamón Joselito, calamares frescos, almejas a la marinera y zamburiñas. Todo muy bueno. Las zamburiñas con un toque picante muy rico. El pan que sirven esta bueno, con lo que comer el jamón o los calamares, o mojar en salsa de almejas es un “no parar”.

Después como plato principal cazuela de pulpo mariscado con almejas y langostinos. Los sirven con plato llano y tenedor, y yo creo que merece plato hondo y cuchara. Dos raciones mínimo, pero podrían comer tres o cuatro con unos entrantes previos. Viene acompañado de patatas y el sabor de la salsa es muy rico. En la mesa también se pidió bacalao a la asturiana con pisto casero, muy rico, y entrecot de Angus, servido al punto con patatas fritas, muy bueno, super tierno y gran sabor.

En cuanto a los postres compartimos tres, un arroz con leche requemao, muy rico, una milhoja casera de crema muy buena, y el coulant de chocolate acompañado de sorbete de mandarina, perfecto sabor y punto, con el interior sin cuajar, muy rico.

Para beber, Fillaboa un Alabariño de Rias Baixas muy rico, agua y sidra. La sidra, pedimos de DO, pero estaba sin etiquetar con lo que no se deciros, aunque entiendo que es del propio llagar. No estaba especialmente buena. La sirven con pitorro, aunque creo que por el sitio, deberían de tener algún escanciador eléctrico.

La atención perfecta. Mesas con mantelería de tela y detalles cuidados. El precio es alto, unos 40 € por cabeza, sin tener en cuenta extras, aunque hay que ver que lo que consumimos no eran cosas “económicas”, pero todo estaba muy bueno, y eso es algo que no se puede decir de todos los sitios. Quizá invitar a los cafés o algo, teniendo en cuenta que tomamos el vermú allí, e incluso se tomaron un par de copas. Lo que si me resulta caro es el coulant; 9 euros. Es cierto que es laborioso, y se prepara sobre la marcha, pero en un postre de más de seis euros me parece excesivo, es un poco precio psicológico, a pesar de que en este caso estaba bien hecho y muy bueno (y si lo comparamos con experiencias previas en otros sitios) A pesar del precio creo que se come bien. Para mi cuatro llambiotaes.


Una respuesta a “Restaurante Viñao, Gijón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s