Espichas en Gijón; El otro Mallu

Creo que todos, en algún momento de nuestra vida, nos hemos visto envueltos en la celebración de una espicha, y siempre nos planteamos a donde ir. La primera pregunta es clara, ¿mejor en ciudad, para no andar con taxis no? Pero resulta que los mejores locales para celebrar espichas suelen estar algo alejados de lo que es la ciudad, o por lo menos en Gijón así es, salvo en alguna excepción como la que os contamos en su día aquí.

El caso es que la oferta de espichas en Gijón ciudad, no es muy amplia, y cualquier opinión se agradece, así que aquí os vamos a dar una muestra de unos de los locales que tradicionalmente vienen ofreciéndolas desde hace ya muchos años. Se trata del otro Mallu, sidrería perteneciente a los dueños del conocido Mallu, Mallu del infanzon, o el Mallu de Avilés. El otro Mallu se encuentra en la calle Sanz Crespo 15, lo que era la antigua entrada a Gijón por la estación de tren. Por situación, como veis, resulta bastante cómoda, ya que está  cerca de la zona de Poniente, Marqués de San Esteban y por lo tanto del centro de Gijón, si vuestra intención es alargar la fiesta.

La sidrería disponer de varios comedores, zona de barra con mesas, donde estar en barra tomando algo para un grupo amplio resultar algo angustioso, por culpa de dichas mesas, como suele ocurrir en la mayoría de sidrerías. El local para las espichas en amplio, y para un grupo de unas 25-35 personas, creo que está bien, aunque creo que son salones panelables, con lo que se podría ampliar. La sidra es de espicha, o mejor dicho de grifo, para el autoservicio. Sobre la calidad de la sidra, no vota opinar mucho, pero bueno, os podéis hacer una idea, nada digno que decir.

Para comer dispones de dos opciones de menú, uno de 23 euros y otro de 28 euros, que se pueden consultar en su web. En nuestra visita optamos por el menú de 23 euros por persona, que incluía, tabla de embutidos, pastel de cabracho, tordilla de patata, calamares, croquetas, criollo y costillas con patatas. En general, me esperaba peor calidad. No es nada destacable, pero bueno, es abundante y no está mal de sabor. No esperes nada del otro mundo, pero para una espicha está bien. El menú no incluye postre, café, o chupitos, ni bebida fuera de jarras de cerveza, sidra o vino.

El servicio fue bastante ágil, por lo que la sensación general fue buena, además, ¿quien lo pasa mal en una espicha con amigos?

¿Conocéis más locales de espichas de Gijón que merezcan la pena?  Contárnoslo en los comentarios, cualquier sugerencia siempre ayuda 😬


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s