Vinoteca Caprichos; hamburguesas premium en el casco histórico de la villa

Un negocio nuevo, en un local no tan nuevo. Se trata de la vinoteca Caprichos, situada en la calle Artillería, del barrio de Cimadevilla en un antiguo palacio del siglo XVIII, en el que hace tiempo estuvo el asador El Zaguán. Un local totalmente remozado donde su gran atractivo en sin duda el patio interior cubierto donde tenemos el salón comedor.

Dispone de una carta en la que las hamburguesas tienen un papel protagonista, aunque esta complementada con otros platos como son ensaladas, croquetas de diferentes tipos,  alguna carne y nos ofrecieron algunas cosas fuera de carta. En resumen cualquiera podría ir a comer aunque no le gusten las hamburguesas.

En esta visita pude disfrutar de unas croquetas de compango, muy ricas, con un sabor intenso a compango, chorizo, morcilla, muy ricas. Posteriormente yo personalmente pedí los denominados callos 3-Ps (pequeñinos, picantinos y pegañosinos), muy ricos, con patatas fritas en dados, para tomar con cuchara perfectos. También pude probar la hamburguesa de Foie, que viene con ternera asturiana, cebolla caramelizada y foie. Servido en un pan recién hecho crujiente y la carne al punto. Muy rico, aunque la mezcla no daba lugar a la duda. Lo malo son las patatas, que si vien te las ofrecen aparte a mi me parecen un poco caras, ya que tampoco me parecían caseras. Te las sirven con ketchup y mayonesa, ya servido por encima, detalle este con el que se arriesgan a que alguno se las devuelva por no quererlas con estas salsas… Quizá vale más acompañar la hamburguesa de unas pocas caseras y cobrarla un pelín más caro, aunque esto es opinión mía (como todo lo que pongo aquí no??). De postre un coulant de chocolate con helado de mandarina. Muy rico. Todo esto junto a un agua una copa de vino y un café por unos 20 € cabeza.

La atención es perfecta, muy amables en todo momento. También podemos disfrutar de sus platos en Piedras Blancas en la calle Nalón. En su web podeis ver la carta con precios y menus que realizan dependiendo de las fiestas así como otras noticias. Todo un tres lametones con aspiración a la cuarta.


2 thoughts on “Vinoteca Caprichos; hamburguesas premium en el casco histórico de la villa

  1. Fuimos hace unos días a comer y nos quedamos con ganas de volver.
    De entrante tomamos unas zamburiñas que nos ofrecieron fuera de carta, creo recordar que fueron doce y estaban muy buenas.
    Y de segundo, dos hamburguesas y aparte unas patatas gajo. Las patatas gajo eran muchísimas, pedimos una ración para dos y aún así no pudimos con la mitad. Las hamburguesas muy buenas, en pan de leña.
    De postre una de yogur griego para compartir, buenísimo.

    Nos quedó claro que son raciones abundantes, así que la próxima vez pediremos un entrante (nos quedamos con ganas de probar alguna ensalada), una hamburguesa para los dos u otro segundo (tienen una carta variada, vimos pasar delante de nosotros un entrecot con muy buena pinta), y quedamos con ganas de probar más postres, aunque el yogur griego estuvo de muerte y después de una fartura es de lo más digestivo.

    Lo más caro de lo que pedimos fueron las zamburiñas con diferencia, porque fueron 16 euros, pero era una ración abundante y estaban buenísimas, por lo demás y en total salimos sobre 26 euros por persona con agua, copas de vino y café.
    A nosotros el sitio nos ha gustado, y queremos volver para probar más cosas de la carta. Y comer en el patio cubierto es una pasada.

    Me gusta

  2. Habitualmente solemos estar de acuerdo pero hoy voy a discrepar si me lo permiten.

    Innegable el encanto del local o los esfuerzos del personal, bastante verde y despistado en general y eso en una noche con poca afluencia. La cocina nos pareció muy floja. Este local no es para servir hamburguesas, ni gourmet (que no lo son) ni vikingas, pero se han empeñado en que sea el reclamo del negocio. Pedimos varias y ninguna nos pareció nada del otro mundo, ni por calidad de la carne ni por preparación. Los entrantes tampoco destacaron en cantidad ni calidad. Pero si teníamos alguna duda se disipó con los postres, a cual peor. Alguno volvió entero a cocina, y miren que somos llambiones. Me atrevo a decir que aquí he comido el peor Brownie (cascara de nuez incluida) que haya probado nunca, y eso que fue recomendación de la persona que parecía al cargo de la sala.

    La carta es totalmente incongruente para una “hamburguesería”, con todos mis respetos. Tienen de todo hasta rozar el absurdo, incluso carne de Kobe para comer en manteles desechables de papel, pero ningún pescado, algo que llama la atención en un negocio donde El Planeta es parte de la propiedad. No volveremos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s