De sidras por Gijón: Casa Tomas, una sidrería de la que muchos podrían aprender (cerrado)

Hoy teníamos antojo de sidra, y guiados por la recomendación de una de nuestras seguidoras, visitamos la sidrería Bar Casa Tomas, en la esquina de las calles Bobes con Arroyo, cerca de la avenida Schulz, a la altura del final de la calle San José.

Se trata de una sidrería muy pequeña, y cuando digo muy pequeña, me refiero a que no tiene más de 6 mesas, pero el ambiente es muy acogedor y familiar, llenándose de gente en poco tiempo, tanto en su interior, como en la calle. Una verdadera sidrería de barrio, con su clientela fija, donde disfrutar de una buena cena y un buen ambiente.

No tiene una carta expresamente, el dueño te canta todo lo que tienen, que no es poco, la verdad. A mí me costó un poco seguirle el ritmo, porque tienen muchas cosas, y todas bastante apetecibles. Finalmente de todo lo que nos comentó optamos por los chipirones, los mejillones a la marinera y los callos.

Todo lo que comimos, bastante bueno y abundante. Los callos acompañados de patatas fritas, pequeñinos, pegajosinos y picantinos, como manda la tradición.

En cuanto a la sidra, bastante bien, Trabanco, escanciada con muy buena cadencia, sin agobiar.

Además de la comida, creo que el trato, es uno de sus principales valores, muy majos y atentos en todo momento, tanto el dueño como camareros. Esto unido a un buen ambiente y comida casera, garantiza el éxito, sin duda, y el número de gente que allí se congregaba era buena muestra de ello. Podría ponerse de ejemplo del buen hacer en lo que a una sidrería de barrio se refiere.

En cuanto al precio, las tres raciones junto al pan, un bombón de la Ibense y tres botellas de sidra por 42 €, nada caro, lo único que incremento la cuenta fueron los callos, pero la relación calidad precio es muy buena.

Un sitio muy recomendable y al que espero volver a probar alguna de sus especialidades, como son la carne guisada o las cebollas rellenas. Para mi cuatro lametones


Una respuesta a “De sidras por Gijón: Casa Tomas, una sidrería de la que muchos podrían aprender (cerrado)

  1. Muy buenas genteee… yo suelo ir una vez al año a Asturias, porque soy un enamorado de ella y la parada en el Tomás es obligatoria.
    Muy pero que muy buena gente, al igual que sus platos, esto lo dice ya un ASTURCATALAN.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s