Casa Nicasia… que rico todo

Existen sitios, que en ocasiones uno se piensa, si escribir una opinión, o guardarse el lugar y sus maravillas para disfrute personal. Tenéis suerte de que me falte una parafina pal kilo, y que crea que existe un código deontológico para bloggers, el cual me impide guardarme tales secretos, así que al tajo, porque hoy es uno de esos casos.

A estas alturas del año, el cuerpo parece que te pide aire fresco y sol, cuál hormiguita, que empieza a buscar sustento para el invierno, vamos… como yo. El caso es que Asturias no es el mejor sitio para recibir el verano por anticipado, con lo que la espera se hace más larga. Por eso es importante, y cualquier asturiano sabe, que al más mínimo rallo de esperanza, hay que lanzarse a la calle para aprovechar. Con este espíritu, nos pusimos en marcha hacia Quintueles, Villaviciosa, para conocer una recomendación de unos buenos amigos, Casa Nicasia[i]. Está en la carretera que lleva a la Playa de la Noña, justo antes de la iglesia de Quintueles. Con aparcamiento y una terracita, que al sol, y con el pincho de cortesía que te ponen, hace las delicias de cualquier vermutero o sidrero[ii].

Abierto desde 1942, son los descendientes de su fundadora, Nicasia, los que continúan el negocio familiar y las recetas de comida casera, con productos de la tierra y de calidad.

Como os decía es un restaurante de comida casera, carta sencilla, vajilla sencilla y mobiliario de toda la vida, es decir perfecto. Es conocido por varias especialidades, en las que la inmensa mayoría de visitantes coinciden, y son la fabada, el pulpo con patatines y las llampares, aunque en su carta tienes, pote, pitu, carne guisada, menestra…

En esta primera visita, y con la buena excusa del blog, metí la cuchara en todo lo que pude y el cuerpo me dejó… Empezamos por una llampares que he de decir que estaban deliciosas. Tiernas y con un sabor a mar impresionante. El pulpu con patatines está realmente bueno. Intenso de sabor, pero realmente tierno y delicioso. Le metí la cuchara a la fabada y muy buena, con compango casero y faba de calidad. También pude probar los callos, que tienen solo en temporada. No estaban picantes, pero de sabor muy ricos, acompañados de unas patatas fritas casera. Por otra parte el pitu, muy bueno, mínimo dos raciones, acompañado de ensalada y con patatas fritas y pimiento. La carne guisada no pude ni probarla…pero en palabras de los que la probaron, deliciosa.

Después de esta batalla, los postres. Quizá por mis ansias de sol, no pude resistirme a tomar el primer bombón de la Ibense del año, aunque probé el arroz con leche, y está muy bueno.

Para beber una botella de Ramón Bilbao y dos aguas grandes. De sobremesa unos cafés, a los que nos invitaron y dos Seagram´s, para facilitar la ingesta. Se pidieron algunos otros postres, pero para que os hagáis una idea, comimos seis adultos y dos niños por 206 €.

Un sitio muy acogedor con una atención de 10, que me ha encantado. Para mí cuatro lametones. No se lo digáis a mucha gente, que vosotros no tenia blogs.

[i] Solo abren fin de semana y festivos para comidas

[ii] Sidra Acebal

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s