Merenderos de Gijón; Las Peñas

Uno de los ya clásicos, restaurantes y merenderos de Gijón en sin dudas Las Peñas. Situado en el Camín de los Arrieros en Santurio y con más de 45 años de historia, es uno de los muchos espacios de ocio y esparcimiento que ofrece la zona rural de Gijón, para huir del ruido de la ciudad y disfrutar del solín que nos visita de vez en cuando.

Nunca fue de mis merenderos preferidos, pero es cierto que guarda la esencia de lo que eran los merenderos, ya que permite acceder con comida de fuera. Es un restaurante grande, con comedores para celebraciones, una parte de terraza cubierta y otra al aire, sin olvidar su zona de merendero con los clásicos bancos y mesas de piedra, que ahora conviven con algunos mas modernos de madera.

Dispone también de una amplia zona para que los más pequeños puedan esparcer y jugar a sus anchas, junto a las “Peñas” que dan nombre al lugar, y donde siempre hay algún crio lanzándose ladera abajo rodando.

En anteriores ocasiones que he ido, el sitio me ha parecido sobrepasado, mucha gente, buen tiempo y hora punta. Como dispone de mucho espacio, si se juntan todos a la vez para pedir, la cocina tiene que ser un embudo. No obstante en esta visita no se cumplía nada de lo anterior, día plomizo, viernes tarde.

Éramos cinco adultos y cuatro niños, por lo que optamos por pedir algo para comer en el merendero, y nos decantamos por los clásicos de picoteo; unos calamares frescos, correctos de sabor, aunque algo duros, un chorizo a la sidra, bien, unas croquetas, que resultaron ricas, lomo frito, algo escaso la verdad, pollo al ajillo, bien, y tortilla grande, correcta. De postre optamos por helados y para beber sidra y agua.

Cuando pides te facilitan las cosas para ir a la mesa que quieras, manteles y cubertería, y cuando las cosas estuvieron listas nos las acerco un camarero.

El precio fue, sin contar a los niños, de 17 por cabeza, por lo que resulto ser bastante barato. Es cierto que la comida no es nada del otro mundo, pero estuvo bien. Dimos indicaciones por un celiaco y no hubo problemas con la comida indicada para el.

Disponen de sidra de Piñera y Trabanco, y el agua es de Fuensanta.

Un sitio recomendable sobre todo para ir con críos, y disfrutar de un poco de paz disfrutando de unas sidras y algo de picoteo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s