Sitios con encanto: Casa Evarista

Como dijeron sus propietarios, en un reportaje que les dedico el programa de la TPA de la Guia Chigrin, a Casa Evarista hay que ir expresamente, ya que no pilla de paso a ningún sitio, si bien es cierto que está en pleno Camino de Santiago, en su ruta hacia Oviedo desde Pola de Siero, concretamente en Granda, en Camino El Campu, 36.

Se trata de una antigua casona asturiana, reformada completamente, con una zona de bar y un comedor, con una vista al paraje natural de la zona. Un exterior acogedor, en cuya terraza podemos tomar una sidra o el vermú antes de la comida, o disfrutar de un café de sobremesa junto al hórreo.

Un local cuidado, con una decoración plagada de carteles y posters publicitarios de otras épocas, en los que echar el rato disfrutando de ellos, y con una buena colección de antigüedades como radios, o llaves.

En cuanto a su oferta, una carta amplia, llena de sugerentes platos de comida casera, donde el producto de calidad y cercanía siempre está presente. En ella podemos encontrar, sus famosos mejillones en escabeche casero, unas carrilleras ibéricas al Pedro Ximénez, unas croquetas de boletus y jamón ibérico, unos tacos de adobu casero o cebollas rellenas. Además, propuestas fuera de carta, como mariscos, pescados, y un sin fin de platos que hacen las delicias de cualquier llambión.

Nosotros en nuestra visita optamos por unos entrantes y un principal para compartir. Empezamos con una delicioso pastel de Cabracho. Un sabor suave y muy bueno, de los mejores que he probado, acompañado de una mahonesa muy rica y unos panecillos perfectos. Continuamos con unos chipirones frescos a la plancha, ración abundante y muy ricos. Encebollados estarían para llorar.

De plato principal para compartir, unas carrilleras ibéricas al Pedro Ximénez, muy buenas, acompañadas de patatas fritas, tiernísimas y con el toque final dulce del PX. También pude probar lo que pedimos para los críos, unos  huevos fritos de casa con patatas y chorizo, muy buenos. No hubo lugar para el postre.

Para beber agua mineral y sidra natural de Muñiz. A los cafés nos invitaron. El precio fue de 35 € por adulto, sin contar con los niños. En principio podría parecer alto, pero la calidad de los productos fue muy buena y la atención inmejorable en todo momento. Muy amables y atentos con los niños, explicando todos los productos que tienen fuera de carta y orientando perfectamente. Destacar también el pan, muy rico; digamos que sabia a pan, que hoy en día es algo bastante destacable.

Un sito para repetir sin duda cuando llegue el buen tiempo y los días sean un poco más largos. Para nosotros cuatro lametones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s